Chemours.com

Regulaciones globales sobre refrigerantes Freon™

Panorama regulatorio en materia de refrigerantes

Las preocupaciones ambientales sobre el agotamiento del ozono y sobre el calentamiento global han llevado, con el tiempo, al desarrollo de regulaciones globales y regionales, que han tenido consecuencias importantes para los refrigerantes en todas las aplicaciones. Quienes diseñan, compran, instalan y hacen reparaciones de equipos de aire acondicionado y refrigeración deben consultar las regulaciones, los códigos y los normas vigentes de su país para poder elegir el refrigerante adecuado para cada uso.

Gran parte del panorama regulatorio actual en materia de refrigerantes tiene sus raíces en el Protocolo de Montreal sobre Sustancias que Agotan la Capa de Ozono¹ (también conocido como Protocolo de Montreal). Finalizado en 1987, el Protocolo de Montreal es un tratado internacional diseñado para proteger la capa de ozono estratosférico mediante la eliminación gradual de la producción de sustancias que agotan el ozono. Dicho protocolo exige la eliminación gradual de clorofluorocarbonos (CFC) e hidroclorofluorocarbonos (HCFC).

De acuerdo con este tratado, los CFC se han eliminado gradualmente a nivel mundial. Por último, el tratado tiene como objetivo reducir el uso de HCFC en un 99,5 % por debajo de los niveles de referencia de 1987 para 2020, con una eliminación completa de HCFC para 2030. Desde la ratificación del tratado, la Enmienda de Kigali2 y las regulaciones regionales resultantes han ampliado el alcance del Protocolo de Montreal para incluir cronogramas de reducción y eliminación gradual de hidrofluorocarbonos (HFC).

Cronología e implementaciones de eliminación de HCFC

Una vez que cesa la producción de refrigerante HCFC de acuerdo con los requisitos reglamentarios, el producto recuperado y los inventarios disponibles pueden permitir el uso continuado del mercado de accesorios por algún tiempo. Es importante consultar las regulaciones locales de su país para conocer los cronogramas de eliminación gradual y las leyes que rigen el uso continuo, la venta y el manejo de refrigerantes HCFC, ya que esto varía según el país.

Chemours ofrece una cartera completa de refrigerantes Freon™ basados en HFC que no agotan el ozono.

Enfoque ampliado en gases de efecto invernadero

El cronograma para implementar la Enmienda de Kigali para reducir el uso de HFC varía según el país. Muchos países ya han ratificado la Enmienda de Kigali y otros continúan haciéndolo. Australia, Japón, México y muchos países de Europa, Asia Pacífico y América Latina han ratificado la enmienda3 y están comprometidos con sus objetivos. Hasta junio de 2019, Estados Unidos, China, Rusia e India aún no habían ratificado la enmienda. Para abordar estas regulaciones a más largo plazo, Chemours desarrolló una nueva generación de hidrofluoroolefina (HFO) de bajo GWP basada en los refrigerantes Opteon™.

Información general de las principales iniciativas regionales y de los distintos países

  • Regulaciones de la Unión Europea para gases fluorados

    Esta regulación para gases fluorados de la Unión Europea 4 (EU 517/2014) tiene por objetivo reducir las emisiones de los gases de efecto invernadero fluorados (gases F) siguiendo un cronograma acelerado en comparación con lo que se define en la Enmienda Kigali. La regulación incluye un enfoque multidinámico para garantizar una reducción general en las emisiones mediante lo siguiente:

    • Implementar un sistema de cuota para gestionar el hidrofluorocarbono (HFC) en el mercado de la UE a partir del año 2015, con una reducción gradual a un quinto de los niveles de 2015 para el año 2030.
    • La prohibición del uso de ciertos gases fluorados con alto potencial de calentamiento global (Global Warming Potential, GWP por sus siglas en inglés) en aplicaciones específicas donde se encuentran disponibles alternativas de menor impacto ambiental.
    • Reducir la emisión de gases fluorados de los equipos existentes mediante la solicitud de prácticas de servicio mejoradas tales como la comprobación de fugas y recuperación del gas al finalizar la vida útil del equipo.

  • Regulaciones estatales y de la Agencia de Protección Ambiental de los EE. UU.

    Una parte de la Ley de aire limpio de 1990 estableció el programa de Política de nuevas alternativas significativas (Significant New Alternatives Policy, SNAP por sus siglas en inglés)5 de la Agencia de Protección Ambiental (Environmental Protection Agency, EPA por sus siglas en inglés) para identificar y evaluar sustitutos para las sustancias que dañan la capa de ozono. El programa incluye algunos mandatos que afectan el uso de distintos refrigerantes y publica listas de los sustitutos aceptables y no aceptables. Estas listas se actualizan de forma continua en función de nuevos descubrimientos.

    Mientras que algunas reglas de la SNAP fueron abandonadas en el año 2018 a causa de desafíos legales, la EPA las está reescribiendo y planea publicar esas partes, en especial las reglas 20 y 21, a fines del año 2019.

    Además de las regulaciones de la EPA, la Junta de Recursos del Aire de California (California Air Resources Board, CARB por sus siglas en inglés) ha propuesto regulaciones estatales6 con fechas límites específicas que prohíben el uso de algunos refrigerantes de HFC de mayor GWP en aplicaciones específicas de refrigeración y aire acondicionado. Otros estados, entre ellos Washington y Vermont, están buscando promulgar regulaciones similares.

  • Regulaciones e iniciativas japonesas

    La Ley de protección de la capa de ozono de Japón⁷ introdujo medidas políticas que ampliaron el alcance de las medidas anteriores tomadas para el gas F. La ley cambió el enfoque de la recuperación y destrucción del gas F para incluir el ciclo completo: fabricación, mantenimiento y comprobación de fugas. Una regulación separada, la Ley sobre el uso racional y la gestión adecuada de fluorocarbonos, es específica para las emisiones de clorofluorocarbono (CFC), hidroclorofluorocarbono (HCFC) e hidrofluorocarbono (HFC). Las leyes japonesas también fomentan el uso de refrigerantes con bajo GWP en productos designados.

  • Regulaciones del gobierno de Canadá

    La revisión de diciembre de 2016 de esta regulación permite a Canadá cumplir con sus obligaciones actuales según el protocolo de Montreal. La revisión más reciente implementa el marco para el cronograma de reducción gradual de HFC adoptado por la Enmienda Kigali del protocolo de Montreal. Las regulaciones estipulan un sistema de permisos y asignaciones de CO₂ equivalente, entre otras. Environment and Climate Change Canada⁸ ha publicado cinco folletos informativos para ayudar a las entidades reguladas con el cumplimiento.

1https://www.undp.org/content/undp/en/home/sustainable-development/environment-and-natural-capital/montreal-protocol.html
2https://ozone.unep.org/kigali-amendment-implementation-begins
3https://kigali-amendment.openclimatedata.net/
4https://ec.europa.eu/clima/policies/f-gas/reporting_en
5https://www.epa.gov/snap
6https://ww2.arb.ca.gov/news/california-acts-limit-powerful-climate-changing-chemicals
7https://www.meti.go.jp/english/press/2018/1024_002.html
8https://www.canada.ca/en/environment-climate-change/services/air-pollution/issues/ozone-layer/depleting-substances-halocarbon-alternatives-regulations.html